.comment-link {margin-left:.6em;}

BETA (Bytes sobre Educación y Tecnología en Argentina)

miércoles, noviembre 29, 2006

Migraciones

Siempre escuché historias de inmigrantes a los que sus mamás despidieron en Europa diciendo "mamá te va a ir a buscar" y nunca más volvieron a ver a su madre. Parecían historias imposibles, inimaginables de tanta crueldad.
Hoy fui al supermercado que se encuentra a una cuadra de mi casa y compré, entre otras cosas, un par de palitos chinos para mis hijos, que siempre quieren comer el arroz con palitos. La cajera del supermercado me preguntó "¿quiere aprender?" , yo le conté que eran mis hijos los que siempre querían usarlos.
Ella me contó que en China se usan desde los dos años, que su hija los usa con una velocidad increible.
-¿Cuántos años tiene tu hija?
-Cinco
-¿Y va a la escuela de acá a la vuelta?
-No, está en China con mi mamá.
-Qué triste...- me salió del alma- ¿Y hace mucho que no la ves?
-Dos años

Volví del supermercado con varias bolsas de mercadería y un nudo en la garganta...

2 Comments:

  • Creo que siendo hija de inmigrantes tambien siento un nudo en la garganta.
    NO tengo la suerte de ser madre pero aun asi me siento con autoridad para opinar que quienes hemos tenido la fortuna de emigrar del suelo natal siempre sentimos nostalgia de volver.
    En mi caso, no es tan dificil hacerlo porque llego a mi tierra en algunas horas de auto o barco, apenas cruzando el charco, como suelen llamar al Río de la Plata.
    Soy de la vecina orilla, oriental y charrua.
    Sin embargo y pese a la corta distancia, algunas veces me senti extranjera en este pais que tanto me dio y me da.
    Lo que mas agradezco es tener amigos, como la autora de este blog, que hace años supero la categoria de amiga par convertirse en la hermana del alma que elegi.
    UN abrazo y deseo, de corazon, que nadie tenga que sufir el desarraigo y, menos aun, el dolor que produce tener lejos a quienes ama.

    By Anonymous la Tia Ana, at 4:08 p. m.  

  • Otra que nudo en la garganta. Pensar en mi gente querida lejos de mí, solamente, me hace sentir que sin ellos no podría siquiera amanecer. Las oportunidades que se aparecen con brillos dorados se me oxidan al pensar que no pueda disfrutarlas cerca de ellos. Conozco un cercano caso de parientes en otra provincia, y veo en los ojos de quien los llama por teléfono un brillo muy especial, lleno de deseos de abrazos. Si además esos seres son hijos, me pongo a lagrimear si pienso en mi pequeño Maxi y en el bebé que viene.

    By Blogger Griselda, at 10:49 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home